¿Cómo manejar la ansiedad y cuidarnos ante el COVID-19?

Ahora más que nunca las distancias se acortan y nos damos cuenta de que el individualismo no sirve. Tenemos que cuidarnos, para poder cuidar. Por eso el jueves 26 voy a hacer un directo desde @escuelanutripedagogia
Junto a la nutriologa Marybel Yañez  para aprender a cuidarnos en este tiempo de confinamiento que nos ha tocado vivir.
Os dejo la info:
.
En estos momentos de permanecer en casa, es súper importante tener herramientas para sacar lo mejor de esta situación: autocuidado, contención, escucha, estar presentes más presentes que nunca.

Hay mucho de positivo en estos tiempos de cambio; a pesar de tanta información que circula por todos lados, es un buen momento para cambiar el chip y explotar nuestra creatividad para obtener muchos aprendizajes de esta experiencia. ¿Quieres aprender a mantener a raya la ansiedad? ¿Cómo cuidar tu mente y tu cuerpo ante esta pandemia global?

No te pierdas el live que tendremos en directo desde España con la  Nut. Azahara Nieto @secomecomosevive  y la directora de nuestra escuela, Nut. Marybel Yáñez @nutriologamarybel.

5:00 PM HORA DE ESPAÑA

10:00 AM HORA DE MÉXICO

11:00 AM HORA DE HOUSTON

Si tienes preguntas o dudas, compártelas en comentarios y mañana los resolveremos.

Comparte con quien crear que puede necesitar esta información. ¡Te esperamos!

Menú en tiempo de confinamiento

¡Buenos días!
Antes de nada, ¿Cómo estáis?
Como el domingo suele ser el día de planificar la semana y cocinar, vamos a intentar seguir con la normalidad desde el confinamiento. Para eso os dejo un menú semanal con sus opciones veggies, para que os sirva de ayuda. Es un menú para comer sano, no para perder peso, ni ganar definición…Siempre la bebida de elección es el agua y la fruta como postre.
Me ha echado una mano Marina Pericet con la elaboración del mismo.
Espero que os sirva de ayuda.
¡Qué tengáis buen día!
«Y la vida siguió como siguen las cosas que no tienen mucho sentido, donde habita el olvido» Joaquín Sabina

El lunes empiezo.

Normalmente los fines de semana nos damos la espalda, esperando a que todo empiece el lunes.
Como si nos reiniciáramos, y el lunes fuéramos otra persona.
Lo que suele ocurrir es que no es la primera vez que suena en nuestra cabeza» el lunes empiezo». Ese mantra de calma de corta duración. Y ya casi podríamos apostar a que no será mañana, pero será otro lunes, seguro.
Decide cuidarte cuando quieras, sin fechas, y sobre todo, ten presente que tu cuerpo es tu casa, es donde habitas.

El lunes empiezo

¿Las consultas on line funcionan bien?

Es una pregunta muy habitual, así que esta vez no soy yo la que escribe el post, si no que es una paciente mía la que lo escribe. La he estado tratando por skype, ya que vivimos en ciudades diferentes. Os dejo su comentario, a ver qué os parece, a mí me ha emocionado mucho.

“Hoy hace un año que empecé con Azahara Nieto (nutricionista) ♡ @secomecomosevive
Llevaba desde 2013 con una vida muy sedentaria, una alimentación bastante pésima y una autoestima un poco por los suelos. Intentaba comer bien y duraba una semana, tenía hambre todo el rato y nunca me sentía saciada, así que era todo bastante frustrante. Además está eso de que la gente se cree con derecho a opinar sobre ti, que es lo que lleva pasándome toda la vida: “qué delgada estás, ¿tienes anorexia/bulimia?, “ui, vaya como engordaste, eh?”. Si ya es difícil contentarse a uno mismo, es agotador intentar contentar al resto del mundo.
El caso es que, casualidades de la vida, conocí a esta mujer y no quiero enrollarme contando cómo fue ni lo increíblemente buena que es, así que contaré lo importante. El 23 de abril empecé a cumplir a rajatabla los menús que ella me había preparado, siempre con infinitas opciones por si algo no me gustaba. Me enseñó a comer raciones de persona, me enseñó cómo debe ser un plato, qué proporciones debe haber de cada cosa, cómo gestionar la ansiedad, trucos para seguir teniendo vida social sin romper esa buena rutina que estás consiguiendo, etc.
Dejé el azúcar, mi nevera se llenó de verduras, tenía dos fruteros porque con uno no hacía, le daba duro al pescado y los índices de grasa empezaron a bajar en nada. Pero lo mejor no fue eso, que obviamente era lo que quería inicialmente. Lo mejor fue que la sensación que tenía siempre de cansancio desapareció, las migrañas empezaron a disminuir, dormía bien, me sentía feliz, empecé a ser un poco menos estreñida y me miraba al espejo y me gustaba.
Los tres o cuatro primeros meses me sentía muy mal si salía con gente y comía mal, porque es lo que se suele hacer en sociedad, salir a beber y comer mal, pero Azahara me enseñó a gestionar también ese sentimiento de culpa y me enseñó que lo importante es comer bien y disfrutar de la vida, que no pasa nada por comer mal puntualmente, lo importante es que esa no sea la base de tu alimentación.  Ahora que trabajo y sigo liada con la universidad es bastante complicado llevarlo todo al día como cuando empecé hace un año (que no trabajaba y tenía todo el tiempo del mundo), pero como he aprendido a comer voy apañandome como puedo. Y ahora en el trabajo los viernes pedimos siempre kebab, pero no me siento mal porque lo disfruto mucho y sé que lo importante es comer mucha fruta, mucha verdura, legumbres, beber agua y mover el culete. El resto es totalmente compatible con eso.

Es una mierda que no nos enseñen desde pequeños lo importante que es una buena alimentación, y es una mierda que de mayor sea algo que no está al alcance de todos los bolsillos, pero cruzarme con Azahara Nieto es de lo mejor que me ha pasado en la vida. Y además de sentirme bien físicamente, ahora me miro al espejo y digo “tía, estás to’ cachorruda!”. Si buscáis ayuda para temas así, os la recomiendo al 100%. Es una profesional increíble, es muy fácil trabajar con ella incluso a distancia, te da toda la confianza y el apoyo del mundo y es una maravilla aprender de ella. El otro día aprendí que los guisantes no son verdura, por cierto :S

Gracias por todo limonsita, me das la vida. Es maravilloso tener a alguien con quien puedo hablar de mis cacas. Feliz aniversario 🙂 “

Rápido, rápido.

Tengo la sensación de que la mayor parte de las veces que comemos es así, «forzados». Entendedme, a veces convertimos la comida  en un puro trámite, comemos rápido y así podemos seguir trabajando.
Mientras comemos aprovechamos para mandar un email, hacer la lista de la compra, acabar un informe y hacer una llamada…básicamente, aprovechamos para todo, menos para comer. Engullimos con la finalidad de dedicarle el tiempo que podamos rascar a la comida a algo «realmente» importante.
Necesitamos sentirnos útiles y productivos en cada momento, con la atención puesta en mil cosas, pero sin concentrarnos en ninguna.
Hemos caído en la trampa del mundo que va a toda velocidad, en lo que todo es para ayer. Quizás si paramos esa media hora y la dedicamos sólo a comer, conseguiremos levantar  un poco el pie del acelerador.
Además comeremos con atención, dándole a nuestro cuerpo aquello que necesita. Si crees que ésto no te va a hacer eficiente, te equivocas, comer bien y estar hidratado ayuda a tener un mayor rendimiento.
Pero olvídate de ésto, ¿no crees que te mereces comer en al menos 30 minutos sin estar pendiente de móvil y ordenador?

«Tiempos modernos» Charlie Chaplin